Colima, primer entidad federativa en celebrar el Día de la Bandera

Colima, primer entidad federativa en celebrar el Día de la Bandera

Mucha gente desconoce que el estado colimense fue por primera vez un 24 de febrero donde se celebró el “Día de la Bandera”, esto con las iniciativas del ilustre Macario G. Barbosa, que llegó de niño a esta tierra de los cocos y las palmeras, con sus padres procedentes de Pihuamo, Jalisco.

Macario G. Barbosa, quien inicialmente estudiaba en el seminario de Colima, el cual abandonó para cuidar a sus padres ya grandes y enfermos, decidió ingresar a la escuela normal de maestros, y ya estando al frente de las aulas y con las efemérides del año para celebrar ante sus pupilos, se percató que no había una celebración a la Bandera, y aquí se inició a tejer la historia…

Misma que nos cuenta, su nieto primogénito Saúl Díaz Barbosa, hijo de Armida Barbosa, hija de Macario, él es uno de once hermanos sobrevivientes de 22 que tuvo su madre, él es nieto de vía materna pues después del temblor del 41 su padre y Saúl Virgen, se fueron a casa de su abuelo por aquello de los sismos y el nació en esa casa, donde por primera vez se arengo la Bandera enorme, en el año de 1932 donde se realizó el primer desfile y se festejó un 24 de febrero.

“Don Macario G. Barbosa, mi abuelo tenía una frase muy hermosa que le nació del corazón, decía él “será más grande, más digno e inmortal, aquel país que honre su enseña nacional”, esa frase fue de él, y dialogar en torno a mi abuelo es maravilloso, le llamaban Maco, la gente del barrio con afecto, tenemos que su primer trabajo fue de profesor, él narra en sus escritos que tenemos nosotros en el archivo particular, que las SEP le enviaba desde el principio una lista de todas aquellas festividades que serían y que él tenía la obligación de leerlos a los alumnos desde el primer día tenían que hacer esa actividad que ya iniciaba, nombró lista de todas las actividad y resultó que a la Bandera, no había un día designado y noto que no se festejaba, a partir de ese momento se convirtió en historiador”.

Recordó cómo su abuelo, dibujaba las distintas banderas que ha tenido nuestro país, antes no había copias fotostáticas y su abuelo las hacía a mano, ya terminada la primera recargaba su mano al dibujar sobre papel carbón y así hacer más para sus alumnos.

“Recuerdo que él hacía los dibujos de una bandera y redactaba las cosas más importantes que habían pasado en esa bandera, que se llamaba “pie grabado” y así se fue con otra Bandera y otra Bandera, las banderas esas que dibujaba mi abuelo , jugábamos con ellas, las ponía de colores, él las hacía a mano, no había copias fotostáticas, con papelito carbón y luego una hoja delgadita, repintaba y pasaba a la otra, y mis hermanos jugábamos con las banderas, cuando él salía nosotros aprovechábamos, y jugábamos con esas banderas, por eso las recuerdo, ya no las volví a ver, porque se quedaron a donde él las mandó”.

Con éstas prácticas y el amor que los alumnos y los vecinos daban a estas banderas, Macario G. Barbosa decidió que se debía festejar al lábaro patrio, basado en esto.

“Vio el que el 24 de febrero tenía que ser ese día, el de la Bandera porque fue el abrazo de Acatempan, se dio la paz, hubo los dos conjuntos que se estaban peleando, la guerra en aquella ocasión la de Independencia, por ese motivo él, dijo, sugirió, ordenó que ese día tenía que ser el día a la Bandera, entraron los dos ejércitos y se acabó el refuego, el 24 de febrero, con eso datos que hizo mi abuelo, un conjunto de escritos y lo envió al Presidente de la República en turno, que le contestó, a través de su secretario le dijo, y tenemos un oficio donde dice que ya informó a todos los gobernadores su iniciativa, por lo tanto empezaron a ver que no se hacía la ceremonia, no festejaban, ¿qué hicieron entonces?”.

A lo que Saúl Díaz Barbosa, sigue en su relato que el secretario particular del entonces Presidente de la República, el 29 de febrero le envía a su abuelo Macario G. Barbosa, en 1935 donde indica a todos los gobernadores del país la celebración de la Bandera para el 24 de febrero de los años siguientes.

“Y es cuando mi abuelo Macario G. Barbosa, funda el comité y en ese domicilio agarrando las calles empedradas toma la Bandera y con mucho honor y respeto pasean por las principales calles de Colima, hasta llegar a Palacio de Gobierno donde cantaban el Himno Nacional, sin avisar a ninguna autoridad ni gobernante, también fue iniciativa de mi abuelo, el primer desfile con la bandera en Colima, y fue el primero en todo México, pero quedó asentado de su realización”.

Existe una fotografía de este histórico día, Saúl Díaz Barbosa, eso no lo vivió solo lo tiene en el archivo particular de la familia, él es el primer nieto y comentó que el desfile del 1941 lo vivió pero en el vientre de su madre, como le llama él “yo paseaba en mamá” pues fue en el temblor de 1941 que su abuelo Macario G. Barbosa, en la calle Allende 179 ahora 166, hizo un ranchito de teja, con horcones y tejamanil alrededor porque ahí dormían todos, temerosos de otro temblor y su madre estaba embarazada y fue a casa de sus padres.

Es así que la familia Barbosa, tiene el orgullo de que su abuelo Macario G. Barbosa, tuvo esas dos iniciativas, primero de señalar el día 24 de febrero para la celebración de la bandera y segundo la primera celebración en Colima y en el país.

Macario G. Barbosa nació un 2 de enero de 1880 en Pihuamo, Jalisco; pero llegó siendo un niño a Colima, donde formó una gran familia y falleció el 2 de octubre de 1953 y sus restos descansan en el panteón municipal, mientras que toda la historia que le da patria a México, descansa aún archivada de manera particular por sus nietos y nietas en donde por primera vez se celebró a la enseña nacional, la Bandera de México.

Fuente: 

Please follow and like us:

Más Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *