En Colima a 62 de fundación de la Parroquia del Inmaculado Corazón de María

En Colima a 62 de fundación de la Parroquia del Inmaculado Corazón de María

Este 4 de junio estuvo de plácemes la comunidad católica de la popular colonia Guadalajarita, por haber cumplido sus 62 años de la fundación de su parroquia, Inmaculado Corazón de María. A continuación una breve semblanza de este hecho histórico.

Las campanas de nuestra blanca torrecita se echaron a vuelo para convocar alegremente a la comunidad parroquial a las celebraciones eucarísticas que conmemoraron la fundación de la Parroquia del Inmaculado Corazón de María. Y  hace 37 años, el 4 de junio de 1980, cumplió las bodas de plata.

¿A qué se debe el nombre y patronato de esta parroquia?

Cuando el P. Carrillito, entonces Vicario General, vino a celebrar la Misa, debajo del huizilacate, al no encontrar imagen alguna en el lugar de la celebración, pidió a los presentes traer una.

Corrió entonces a su casa, la Sra. María Juárez Muñoz, que en paz descanse, y trajo una imagen de la Virgen María, cuya advocación desconocía. El Padre Carrillito dijo a los presentes que ese cuadro era el “Inmaculado Corazón de María”. “Y así se va a llamar la Capilla”, concluyó.

Ese cuadro se conserva en la casa de la Sra. Margarita Hernández Juárez, hija de Doña María Juárez y durante los festejos estará a la vista de todos, en el templo parroquial.

La primera Misa, “la Misa del Huizilacate” se celebró en mayo de 1955. En esa ocasión, asistieron niñas vestidas de blanco, las cuales ofrecieron flores a la Virgen.

La primera capilla tenía techo de cartón, después se colocó un techo de asbesto que un ventarrón hizo pedazos.

En la primera capilla no había bancas ni sillas y los vecinos se sentaban en ladrillos, “me acuerdo que un día, -dice la Sra. Rafaela Duarte- cuando estábamos sentadas en los ladrillos, nos picaron las hormigas”.

Llamaban a Misa con un riel.

Se construyó la primera capilla, con techo de cartón y fue el primer sacristán, el Sr. Pedro Cantero.

“Los terrenos de la Colonia Guadalajarita, – escribe la Sra. Lucía Levy de Bazán- eran propiedad de la Sra. Amalia Gaytán, Vda. De Aguilar. Ella regaló el terreno donde están el templo de material y la nueva construcción en forma piramidal. En aquellos tiempos, todo era puro potrero, sin calles, ni casas. La Sra. de Aguilar fijó el precio de $ 0.50 el metro, para que la gente de escasos recursos pudiera conseguir su propio terreno. No había Luz, ni agua y la gente tenía que ir a lavar al río”.

“El Sr. J. Roberto Levy, Presidente Municipal, tenía el proyecto de introducir el agua y hacer unos lavaderos. No alcanzó porque murió. Siendo Secretario de Educación Pública el Prof.. Chávez Carrillo, se comenzó a construir la Escuela Primaria, en donde es ahora el Jardín. Las casitas eran de cartón con techos de zacate”.

(Publicado en El Mensajero Año 2 – Nº 31- 05 de Junio de 2005).

Finalmente es así como hasta hoy es lo que se conoce como el templo dedicado en honor a Inmaculado Corazón de María, y sus alrededores.

 

Más Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *