Espectáculos

Presentaron “España, la calle”, primera novela gay de Colima

“España, la calle”, la historia de Leonardo Sandoval y Galileo Santa Lucía, dos homosexuales enamorados, transcurre en el Colima de 1950 a 1985 entre bares, hoteles de paso, iglesias y sobre todo una sociedad que se escandalizaba ante este tema, objeto de placeres candentes y clandestinos.

Su autor, Salvador Márquez Gileta, le dio un toque de tragicomedia para que el lector pudiera disfrutarla más.

Carmen Zamora, en el marco del programa “Noche de Encaladillas”, comentó lo anterior y dijo que ésta es la primera novela de corte homoerótico publicada en Colima, y en la cual Márquez Gileta crea un mapa geográfico narrativo, utiliza varias figuras literarias para darle un tono de humor y parodiar las cosas de la vida cotidiana, y critica a la sociedad de ese momento.

“Es la historia de amor tóxico donde hay golpes, reproches, erotismo y al mismo tiempo amor sincero entre Leonardo Sandoval (un muchacho bien, de familia acomodada y muy femenino) y Galileo Santa Lucía (un chico pobre que ejerce diversos oficios para ganarse la vida, muy atractivo y varonil), que nos lleva a conocer el Colima de la década desde los 50 hasta el 1985”, comentó Carmen Zamora.

Este mapa narrativo, dijo, “se desplaza por plazas y cantinas como el Salón Palacio, el Taurino, El Gato Negro (extinto); también habla de las iglesias, jardines, calles como La Madero, 27 de septiembre y hoteles, donde paran todas las historias de amor”.

Mientras Márquez Gileta recorre Colima por medio de sus personajes, el lector se encontrará con el comportamiento de la sociedad de ese entonces: rituales sociales, jerarquías, tabúes y cómo percibe la sociedad de Colima a los homosexuales de ese tiempo: “No es casualidad que haya iglesias y que éstas aparezcan cerca de los hoteles de paso”, agregó.

“Salvador Márquez decía que la vida de Colima estaba definida por una doble moral: “por la mañana se meten a la iglesia y por la tarde a un hotel de paso”, es lo que refleja en sus líneas, por eso este juego de lugares le da soporte a la obra para ser también una crítica, pues no es sólo una historia para entretenerse sino una crítica social de ese momento, donde la comunidad gay es el centro de la historia”.

Además, comentó, “el lector encontrará metáforas y metonimias, que son comparaciones con un sentido estilístico y ayudan a reflejar el humor fino, sarcástico, que tenía Salvador Márquez, porque al final se burla y parodia muchas cosas de la vida cotidiana, y hace mucha mofa de la homosexualidad porque él mismo era homosexual”.

Este año se cumplen 20 años de su muerte y, para recordarlo, invito a leer sus libros “España la calle”, “La pasión de la señorita Clara Rivas” y “Nuestra señora del Tívoli”.

 

Please follow and like us:

Más Noticias

Mas

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close