Aquí más noticias

Una potosina será la nueva beata de México

El próximo 4 de mayo, María Concepción Cabrera de Armida, “Conchita”, será beatificada en la Ciudad de México por la Iglesia católica, debido a un milagro atribuido a la intercesión de esta mística potosina.

Lo anterior fue aprobado por el Papa Francisco.

Nacida el 8 de diciembre de 1862 en la capital del Estado, Conchita fue hija de Octaviano Cabrera Lacavex y Clara Arias Rivera.

Aunque nunca se entregó a la vida religiosa, si tenía una gran actividad en el ámbito, por lo que en 1895 fundó el Apostolado de la Cruz, con el objetivo de santificar los actos de la vida de las personas que se entregaban a servir en nombre de la fe.

Además del apostolado, Conchita inspiró otras cuatro obras de la Cruz: Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús, fundado en 1897 en la Ciudad de México como un grupo contemplativo de derecho pontificio; la Alianza de Amor con el Sagrado Corazón de Jesús, de 1909 para los laicos que se esfuerzan por cultivar el espíritu de las Religiosas de la Cruz en el mundo.

Tres años después se crea la Fraternidad de Cristo Sacerdote, para tratar de reunir a los sacerdotes diocesanos que participan en esta obra.

Por último, en 1914 se funda los Misioneros del Espíritu Santo, la congregación sacerdotal de mayor auge que tiene presencia en México, Estados Unidos, Colombia, Costa Rica, Chile, España e Italia.

Conchita, para el final de su vida, dejó escrito 66 volúmenes manuscritos, sobre aspectos teológicos y espirituales; una obra tan amplia que puede compararse con la escrita por Santo Tomás de Aquino.

Falleció el 3 de marzo de 1937 en la Ciudad de México, a la edad de 75 años y sus restos descansan en la cripta del Templo San José del Altillo.

Su proceso de beatificación en Roma inició 22 años después de sus muerte; en 1999 fue reconocida como venerable por el Papa Juan Pablo II.

Please follow and like us:

Más Noticias

Mas

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close